Una crisis no tiene porqué disminuir la productividad de tu call center. Puedes adaptarte implementando el teletrabajo y así satisfacer a miles de clientes que se encuentran incapacitados de hacer una visita presencial. 

¿Sabías que el  boom del trabajo remoto ocurrió con la gran recesión de 2008?  Cientos de compañías debieron reducir su espacio físico para sobrevivir. La solución fue alentar a los colaboradores a trabajar desde casa. 

Cuando la economía se restableció, el teletrabajo continúo creciendo. Entonces, no solo supo responder a una necesidad sino también llegó para quedarse con una serie de beneficios, como aumentar la productividad y reducir la rotación de colaboradores.

En tiempos de crisis, el trabajo remoto emerge como la mejor opción para hacer frente a la inestabilidad. 

La crisis en Chile

Así es el caso de Chile, que producto del estallido social que comenzó el 18 de octubre, la vida laboral de millones de chilenos se vio afectada. Los más afortunados no pudieron llegar a sus empleos o vieron incrementado su tiempo de viaje, mientras que otros debieron cerrar sus pymes o incluso fueron despedidos.

La legislación chilena ampara el resguardo a la seguridad, por lo que si algún trabajador creía ver afectada su integridad en el camino a su empresa podía ausentarse bajo el respaldo de la ley.

Quizás por eso, desde el 18 de octubre, el 75% de las compañías comenzó a implementar políticas de flexibilidad laboral. Entre estas se encontraban permisos para entrar más tarde o salir más temprano de la oficina (37%), la posibilidad de que cada área evalúe las medidas día a día dependiendo del desarrollo de las manifestaciones y el funcionamiento del metro (34%) y home office (15%). En menor medida se encuentra la finalización de la jornada anticipada para las personas que viven en zonas de mayor conflicto (7%).  

Así, miles de empleos comenzaron a experimentar en ciertos grados el trabajo remoto, que emergió de manera innata como una solución y mediación entre colaboradores y empleador. 

Los beneficios

Crisis trabajo remoto

Esta modalidad laboral además entrega como facilidad a los padres el poder estar con sus hijos mientras trabajan, deseo que con la crisis se hace aún más necesario. Esto, porque en algunas ocasiones se ven suspendidos los jardines y colegios y además pueden suceder hechos que ameriten el afecto de la familia, como protestas o guerras.

Bajo un contexto problemático, los call center en modalidad remota tienen un papel fundamental dado que los clientes muchas veces se pueden ver incapacitados para asistir a una sucursal física. Por lo que, se convierten en el único contacto con la empresa en cuestión y a la vez la única forma de solucionar ciertos problemas.

Conclusión

En tiempos de crisis, el trabajo remoto permite que no bajes tu productividad, además de entregarle seguridad y tiempo en familia a tus colaboradores. Así como para tus clientes, quienes verán al call center como su única opción para contactarse con cierta empresa y solucionar sus problemas.